Rafa Nadal, las inyecciones de radiofrecuencia o un último milagro para alargar su carrera

Un tratamiento rápido, de bajo riesgo y de pronta recuperación podría permitirle jugar Wimbledon. Si no funciona, sólo quedará el quirófano y el riesgo de retirarse desde una sala de rehabilitación. Leer